LA REVOLUCIÓN DEL DISEÑO GRÁFICO

Si esperas en este post fechas, definiciones ultra elaboradas, rimbombantes términos: ¡Te voy a fallar! Aquí no voy a hacer análisis tediosos ni nada por el estilo, vengo a decirte en palabras sencillas cosas que de repente ya sabes y sigues pasando por alto. Gracias por pasarte por aquí, es más chico, gracias a mí mismo por pasarme por mi blog que lo tenía súper botado.

A propósito del día mundial del diseño gráfico me parece súper importante recalcar la importancia que tiene el diseño gráfico en la sociedad. Es necesario educar no sólo a la sociedad civil sobre lo que hacemos, sino también es momento de recordarnos a nosotros mismos el papel que jugamos en la comunicación en el mundo. Muchas veces no somos conscientes de la responsabilidad que llevamos a cuestas, de lo imponente y necesario que es el diseño gráfico y todas sus afluentes. No es un tema meramente estético, no señor, es una temática mucho más profunda, es una relación directamente humana, necesaria en todos los aspectos.

¿Por qué escogiste el diseño como profesión? Esa es la interrogante perenne de muchas de las personas que hacemos vida en este medio. El diseño gráfico no hace rico a nadie, para nada. Puede que te permita vivir bien, que incluso pueda brindarte una vida mucho más que cómoda, pero jamás millonario. Siendo sincero creo que los diseñadores gráficos responsables y conscientes de su papel tienen algo mucho más que dinero y es el poder, porque la comunicación es poder. La elección del diseño como profesión es algo que debe hacerse en pleno uso de nuestras facultades, con responsabilidad y no sólo con talento. Es muy fácil ir por ahí haciendo dibujitos, uno que otro grafiti, pero el diseño va más allá de eso, mucho más lejos que una manipulación fotográfica o realizar un loguito.

La revolución del diseño inició en Europa, en la Bauhaus en Weimar, Alemania es el rock, lo sabemos. Imagínense una escuela donde sólo se hablaba de arte aplicado, donde el diseño era una disciplina meramente humana, tomar toda la industrialización y trasladarla en un mensaje enteramente estético pero con un contenido social, con un mensaje que la gente entendiera. ¡Una tarea titánica! Y se logró. De ahí viene el diseño, como una de las ramas del arte aplicado el diseño tiene una función completamente humana, social. Cuando hablamos de comunicación el tema no es el mensaje, sino la transmisión del mismo a quien debe llegar, a quien se necesita comunicar. El reto en aquel tiempo era crear la necesidad del diseño, que se entendiera el porqué era necesario, porqué era imperante e innegociable la propagación de gente que se instruyera en esta área, que mezclara el arte con la comunicación, la legibilidad con el entendimiento.

Como diseñadores el trabajo ha ido creciendo, también lo han hecho no sólo las exigencias sino también las herramientas; todo esto debido al crecimiento y evolución de la sociedad, del mundo entero. El diseñador de hoy no tiene los mismos problemas que el de hace unos años atrás, hoy el mundo cambia a una velocidad avasallante, si no posees capacidad de adaptación quedas en el fango. Exponencialmente el papel del diseño ha ido ampliándose en algunas áreas y reduciéndose en otras. Somos el resultado de avances, retrocesos, evoluciones y quizá muchas más cosas que van y vienen pero realmente lo que hacemos hoy está mucho más ligado al papel de la gente, de la colectividad. Hoy más que nunca el perfil del diseñador es netamente humano-social y psicológico. Hemos heredado millones de teorías gráficas –de las cuales ya no pueden aplicarse unas cuantas– también portamos unos estandartes que parecen desvencijados y que hoy parecen ir tomando una relevancia que a muchos dejan en jaque.

El diseñador actual no es un simple diseñador, no puede serlo. Este es un momento donde todo es exprés, donde la inmediatez parece ir dejando muchos bucles, creando un ejército de chamos que se llaman a sí mismos diseñadores y cuya descripción es sencilla: soy un todero, quieres un logo ¡te lo hago!, si quieres un flyer también lo tienes conmigo, o peor, yo te hago esa ilustración. Es increíble que en este mundo donde hay muchos Vignellis, Sagmeisters, Sotillos, Merebs* haya un número mayor de estos panas que no se definen ni decantan por un área de especialización. Siempre he estado en contra de muchas cosas con lo que respecta a la educación del diseño, a la proliferación absurda de gente que no tienen una vocación por esto que hacemos muchos con una pasión incontrolable.

*Massimo Vignelli (Italia) – Stefan Sagmeister (Australia) –Álvaro Sotillo (Venezuela) –Faride Mereb (Venezuela) Todos diseñadores gráficos que admiro, fin de la historia y el paréntesis.

El insulto es total cuando nos encontramos en un caos visual-comunicacional en las calles. Es inevitable preguntarse qué pasa en el mundo, qué diablos estamos haciendo mal. Nos encontramos en el medio de una sociedad que está sobresaturada de mal diseño, de errores garrafales en la comunicación y entendimiento del mensaje, salvaguardando muchas otras situaciones donde el diseño se hace con responsabilidad y buen término. Estamos en medio de una revolución sí, pero de la revolución de gente que hace lo que hace sólo en pro de lucrarse y no de hacer las cosas como se debe. El pilar de esta hecatombe comunicacional es lo barato, lo cutre… los precios de esos toderos que mencioné antes son incomparables con los costos de la gente profesional y responsable que invierte el tiempo en hacer proyectos que valgan la pena, el dinero y que entren de manera adecuada en el contexto social.

Debemos crear una nueva revolución en el diseño, basada en las buenas costumbres, en la educación del cliente y usuario, en la proliferación de diseño con concepto y sobre cualquier cosa debemos educar diseñadores con responsabilidad social y humana cuyos preceptos comunicacionales no se vendan al sistema monetario. El diseño hoy ya no es sólo diseño, sino que también es la suma de la psicología de la sociedad y el colectivo, además el diseño es una forma de transformación común pues influye en los actos de las personas, los incita y los hace sentir. Nuestro compromiso ya no depende sólo de un concepto altamente estético sino que es una relación directa con lo moral y la conducta de las personas que interactúan con las comunicaciones que producimos, el diseñador gráfico es responsable de comunicar, de hablar a través de distintas plataformas gráficas a un quórum de personas a quienes debe orientar, guiar y antes que nada sensibilizar con lo transmitido.

TAREAS PENDIENTES:

  • Crear vocación de servicio en los nuevos diseñadores, hacerlos entender que antes que el dinero se antepone nuestro deber moral y social, con la comunicación no se juega.
  • Promover una cultura económica y monetaria que sirva para educar a los diseñadores sobre el costo y valor de su trabajo; para así combatir y erradicar el mal uso y la mala información sobre los diseñadores y nuestro trabajo.
  • Actualizarse, reinventarse en los temas que van marcando pauta en la gente, conocer lo que les gusta, de qué hablan y así convertir eso en un mensaje gráfico.
  • Adaptarse a los cambios, aceptarlos y asumirlos como elemento necesario a la hora de comunicar, las tendencias van y vienen pero es necesario ser recurrente en los avances tecnológicos de los cuales el mundo es parte, quedarse atrás es desfallecer.
  • Estudiar y aprender cosas nuevas, viejas y atemporales para no sólo mejorar nuestro diseño sino nuestro canal de comunicación y conocimiento, un diseñador tiene el deber social de saber y estar informado además de nunca dejar de aprender y mejorar.
  • Investigar porque diseño sin investigación y estudio previo es simple y mera decoración, es un deber INVESTIGAR A NUESTROS CLIENTES, A LOS CLIENTES DE ESTE Y A LA GENTE QUE POSIBLEMENTE PODRÍA SER UN POTENCIAL CLIENTE.
  • LEEEEEEEEEEEER, VEEEEEEEEEEEEEEER, TOCAAAAAAAAAAAAAAAAR Y ESCUCHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAR, SOBRE TODO ESCUCHAAAAAAAAAAAAAAAAAR.

 

Y hasta aquí llega esta transmisión del Ermitaño Gráfico, gracias nuevamente por quedarte hasta aquí, por leer este post y te invito a leerme en las RRSS (están en la barra inferior) pero si te da pereza son: @ermitanografico en instagram y twitter y en Facebook como @ermitanograficoblog (y sí, en Facebook ahora puedes buscar los fan pages por users) – Nos estamos leyendo, gracias por ser el ROCK. Recuerda darle like y compartir con tus amigos porque eso señores, eso es la paga del bloguero como dice Paisavlogs.

 

¡AH! Y FELIZ DÍA MUNDIAL DEL DISEÑO GRÁFICO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s