¿Por qué amar el diseño de tu país? │LATINOAMÉRICA

¡Holaaaaa, hola, holaaaaaaaaaaa! ¿Cómo están? Ya tengo otra semana más por acá y traigo un post que espero que sea muchas cosas, entre esas que sea divertido, controversial y de aprendizaje. Quiero hablar del diseño en un contexto un poco desgastado, casi olvidado. Es momento de hablar de nuestras herencias gráficas, de enorgullecernos de ellas.

El diseño gráfico o la comunicación visual, es una labor bastante influyente en los entornos sociales, importantísima misión la que llevamos a cabo, muchas veces no es bien vista e incluso no es valorada como se debe. Nosotros, los que ejercemos la función de comunicar mediante medios no sólo gráficos sino también audiovisuales debemos empezar a crear (como ya he dicho antes) una nueva cara para nuestra profesión, estamos en deuda con nosotros mismos y con lo que hacemos, tenemos que empezar a crear parámetros para que la gente respete y valore el diseño gráfico, establecer desde nuestro sitio cierta educación y promoción de las necesidades que debemos ‘curar’  de esa enfermedad gráfica-visual.

Para llevar a cabo esta iniciativa de la que les hablo, la cual no es más que un poco de ética por la profesión, debemos educarnos también en ciertos aspectos del diseño gráfico, sobre todo que van desde el cómo desarrollamos la profesión, el profesionalismo que debemos tener, la innovación constante, el respeto por la ortografía y redacción, pasando también por  el respeto al gremio hasta EL ENTENDIMIENTO Y ADMIRACIÓN AL DISEÑO HECHO EN NUESTRO PAÍS DE ORIGEN Y REGIÓN CONTINENTAL. Es un deber nuestro entender y conocer el diseño que se hace en el país de donde venimos, y si estamos en otro lugar que no es de donde venimos, es aún más imperante la responsabilidad de conocer ese diseño que nos es ajeno. No es secreto para nadie que el diseño o mejor dicho la forma en que lo comunicamos está ligada a factores muy claves que a su vez están unidos de manera inamovible a ciertos factores sociales, étnicos, geográficos e idiosincrásicos sin dejar de lado el elemento monetario o económico.

En este momento suena despacio Asleep de The Smiths, y recuerdo una frase que dijo alguien – no recuerdo en este instante quién fue – en una de esas ponencias a las que he ido – no recuerdo cuál de ellas (sí ya veo que tengo mala memoria) – y se refería a que el diseño gráfico en Latinoamérica se ha ido durmiendo y adoptando en ese adormecimiento ciertas formas que no han sido ni son nuestras, tendencias que son sólo eso, estilos momentáneos de fácil desecho… es como decir que estamos invadidos por estímulos externos que nos han alejado de la verdadera esencia del diseño que somos, no me refiero a esto como un factor horrible o despreciable, pero sí como un fenómeno preocupante dentro de toda nuestra comunidad, estamos perdiendo una parte muy importante de nuestro lenguaje comunicacional y es la autenticidad del sitio del que venimos, de eso que en realidad nos identifica. Ciertamente hay en américa latina una mezcla enorme de culturas y eso la hace un espacio completamente rico en formas, estilos, particularidades y ¿cómo no? En una gran variedad de lenguajes y formas de comunicarse sobre todo cuando hablamos de lo meramente gráfico-visual. Creo que puede interpretarse de mala forma lo que digo, como si estuviera rechazando ciertas cosas y realmente no es así, sólo que pienso que debemos tener una base firme que sirva de pilar en las comunicaciones que estamos estableciendo con nuestro diseño. En ese mismo sentido, creo que ese piso debe ser el lenguaje que nos pertenece, tomar esos elementos gráficos que nos han sido heredados y potenciarlo para que creemos una particularidad que nos haga resaltar.

El diseño de Latinoamérica es muy importante para los usuarios externos (Asia, Europa, Norte América, África) debemos preguntarnos el por qué de eso, y la respuesta está en nuestras manos, en ese cerebro que es el corazón de nuestras ideas. Con esto quiero decir que la gente consume nuestro diseño, lo valoran, es de valía para esos espacios. Ahora, creo que fallamos porque no aceptamos o no sabemos como aceptar esa valía del diseño latinoamericano, solemos ser muy críticos con nuestros diseñadores, cosa que no está mal, el problema es cuando eso conlleva más críticas destructivas y no se reconocen los méritos. Voy a ser repetitivo con este punto y la gente que me ha leído lo sabrá porque es algo a lo que hago mucha referencia, normalmente lo digo del venezolano pero en este caso es aplicable al latino en general y es que: Estamos acostumbrados a legitimar un lenguaje que no es nuestro, que no nos pertenece y eso realmente es una costumbre horrorosa. Claro que no todos los diseñadores adoptamos eso de lo que les he estado hablando, hay muchos colegas que realmente mantienen muy firme sus raíces en su diseño y es demasiado plausible, es apostar a lo nuestro y eso NUNCA VA A FALLAR NI A RESTAR MÉRITOS.

Admirar otros estilos foráneos no está para nada mal, incluso amplías tus perspectivas, la cuestión es cuando adoptas cada vez un estilo diferente lo que termina derivando en la pérdida de tu voz y obviamente de la personalidad de tu diseño. Es respetable que aceptemos los estilos clásicos y nuevos que se crean fuera de nuestro entorno, eso nos habla de diversidad pero también cada uno de esos estilos está definido por rasgos y factores que pertenecen a la cultura del diseñador, debemos entender que su diseño responde a SUS NECESIDADES a su forma de ver las cosas. Es muy feo plagiar trabajos ajenos y más cuando éstos no tienen nada que ver con tu lenguaje y mucho menos con tus usuarios. Como resumen lo hago en una palabra ADAPTACIÓN, o sea puedes usarlos, pero adáptalos a tu lenguaje, al lenguaje de tus usuarios.

COSAS POR LAS QUE AMO EL DISEÑO LATINOMÉRICANO.

  1. LA DIVERSIDAD CULTURAL. América latina presenta una de las más variadas mezclas culturales a nivel mundial, idiomas, dialectos, tribus, urbes, pueblos, islas, llanos… en la variedad está el gusto y en el respeto a las diferencias la paz, esta diversidad se muestra en nuestro diseño, en las técnicas, el color, la aplicación y otras tantas cosas.
  2. MÁXIME COLOR. Somos una muestra enorme de color, tenemos una paleta gigante de colores vibrantes, cálidos, y fríos en algunas latitudes. El color es una cosa muy representativa en nuestro diseño, nos habla de nosotros, del orgullo por nuestra región.
  3. ES DISEÑO Y A VECES ARTE. En ocasiones suelo cuestionar demasiado esto, pero es una verdad innegable que los latinos solemos en ciertas oportunidades desdibujar las fronteras entre el arte y el diseño, tanto, que a veces olvidamos cual es cual, y en el peor/mejor de los casos nos parece que es lo mismo.
  4. SIMILITUDES. Son muchas las diferencias entre los latinos, es verdad; pero de igual manera hay similitudes que nos hacen tachar la lista de diferencias y comunicarnos en ese lenguaje icónico-gráfico-visual que nos une. Somos muy ilustrativos, no necesitamos del léxico o el idioma, nos entendemos por ciertas costumbres.
  5. PLURALIDAD DE FORMAS. Ya mencioné la diversidad, pero no debo ni puedo dejar de lado la pluralidad de nuestras formas, lo diferente al resto que son y sobre todo lo que transmiten e inspiran. No somos rectos, no somos curvos, tenemos una pluralidad para adaptarnos a la forma que valga la pena, misma característica de nuestro diseño.
  6. EL CALOR: La calidez latina habla por sí sola, igual de cálido suele ser nuestro diseño, algo lo hace próximo, cercano, tangible y palpable.
  7. LA HISTORIA ANTERIOR. Como en muchos lugares del mundo Latinoamérica tiene historias de emperadores, guerreros, villanos, buenos, tribus, caciques, insignes personalidades… lo que nos hace diferentes es que el diseño nuestro empezó siendo artesanía y continuó así incluso por mucho tiempo después de la industrialización de la profesión, en conclusión somos el resultado de un proceso hecho a mano, sudado por cada uno de nuestros antepasados.
  8. LATINOS ON TOP. Porque nunca nos rendimos, siempre estamos ahí con nuestra latinidad en alto, resaltando y representando el sitio de donde venimos, a la gente que nos llama paisano con orgullo. Tenemos calor en las venas, fuego en nuestro diseño. SOMOS HERENCIA, SOMOS MUCHOS HACIENDO LAS COSAS BIEN. Sino chequeen a los diseñadores latinos que están en la cima, de pana que no juego con eso.

 

Esta lista fue corta, pero puntual. No son temas explicados para una tesis o algo académico, como siempre, lo expreso desde mi perspectiva y dándole voz a los que pueden pensar igual. Cuando sientan que decaen echen la vista hacia atrás y sientan orgullo de lo que hemos hecho, de lo que estamos por hacer, de lo que estamos construyendo. No discriminen el diseño hecho en casa, no ignoren lo que estamos haciendo los latinos, somos una comunidad mucho más grande, creativa y poderosa de lo que creemos.

No olviden suscribirse y darle ‘ME GUSTA’ y ‘COMPARTIR’ las redes están al lado derecho de la pantalla pero por si tienen flojera me consiguen como @ermitanografico en todas las redes, si quieren dejarme un mensaje privado pueden hacerlo por ermitanografico@gmail.com

¡NOS VEMOS EN 2 SEMANAS! Gracias por leerme. Son el rock

Anuncios

2 comentarios en “¿Por qué amar el diseño de tu país? │LATINOAMÉRICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s