ACTITUD: DISEÑO

Normalmente se asocia cierta tipología con el diseñador gráfico. La gente lo ve de una manera estereotipada, definiendo así, ciertos estándares de ‘fácil’ reconocimiento para el diseñador. Usualmente suelen decir algo como: «Tiene barba, va de jeans rotos y despeinado. Seguro es diseñador» ¿A caso no hay calvos que diseñan? O cuando ven a una chica que lleva cabello rosa y lentes de pasta salen diciendo a coro «Ella es de esas que hace dibujitos».  O sea es como un estigma social que incluso algunos diseñadores usan para juzgar a sus colegas y fomentar el estereotipo inservible que hay actualmente. Establecer juicios hacia la profesión de alguien es absurdo. Es como decir que porque Lagerfeld se viste diferente su ropa es fea, o que si alguien escucha rock no puede escuchar música balada. ¡Absurdos!

Estas observaciones las hago de inicio porque voy a hablarles de la actitud, eso que es tan importante no sólo en el diseño sino también en lo cotidiano. Para ejercer el diseño necesitamos dos cosas casi homófonas, casi. Es necesario tener ACTITUD y APTITUD. Debemos estar aptos para realizar y promover la creatividad y sobre todo la solución de problemas de manera creativa, estamos obligados también a tener una gran actitud para que todo salga bien.

Hay demasiadas malas actitudes en los diseñadores, no sólo hacia los clientes sino también con sus colegas. Son factores que a veces parecen tabú dentro de los entornos creativos, pero hay que acabar con esos estigmas y tabús inútiles y superficiales. Esto no es un post motivacional, ni nada por el estilo. Esto será simple y pura verdad. TENEMOS QUE CAMBIAR. Solemos quejarnos porque la gente no entiende la importancia y la trascendencia de lo que hacemos, pero es que nosotros no contribuimos a que eso cambie. Nunca la gente va a cambiar su percepción si nosotros mismos no nos tomamos en serio nuestro papel.

Malas actitudes que demuestran poca aptitud para el diseño

  • Contribuimos a que se diga que nos morimos de hambre ¿Por qué? Por cobrar barato y restarle valor a nuestro trabajo.
  • Le sumamos voluntad a que se refieran a nosotros como unos profesionales ‘nada serios’ ¿por qué? Porque muchos de nosotros no presentan de verdad un plan de negocios, no se toman esto como una empresa productiva.
  • Aportamos a que nos tomen como una simple herramienta ¿cuándo? Desde el momento en que dejamos al cliente llevar la batuta y hacer nuestro trabajo.
  • Permitir que la gente nos encasille a modas de comportamiento, tribus urbanas ¿desde cuándo? Desde el primer momento en que compartimos comentarios u opiniones sobre cómo debe ser un diseñador (y me refiero a su vestimenta y a su físico) cuando aceptamos eso les damos derechos de crear juicios sobre nosotros y nuestra profesión.
  • Permitir las demoras con nuestros pagos, somos responsables de eso. ¿por qué? Por no establecer contratos con los clientes, es un error gravísimo no concretar las fechas de cancelación de servicios.
  • La flojera y mala percepción que tenemos en muchos casos sobre la investigación previa de los proyectos. Los clientes quieren orientación pero para dársela debes conocer sus necesidades.
  • Generas una actitud de desconfianza en los demás cuando éstos no ven un pleno convencimiento en lo que haces, en el cómo lo haces o incluso en las sugerencias que das.
  • Las críticas al trabajo de otros diseñadores genera una larga expectación sobre el nuestro, al criticar de sobre manera solemos cavar nuestra propia fosa.
  • Si no tenemos un principio de calidad marcado en lo que hacemos nuestro trabajo siempre parecerá un borrador, una pre-entrega. O se hace bien o no se hace.
  • Cuando usamos palabras técnicas que a veces ni siquiera nosotros mismos entendemos, y que por consiguiente no sabemos explicar. En momentos de verborrea como éstos proyectamos una visión poco profesional, charlatana y de ética nula. Debemos hablar para que nos entiendan, para COMUNICAR. Jamás para complicar.
  • La actitud esa de «Yo soy el diseñador, esto es lo que vamos hacer porque es lo que yo quiero, lo que voy a diseñar. Este es mi arte» ya no convence a nadie ¿por qué? Simple, en otro lado hay un diseñador capaz de explicar las cosas de manera humilde, comprensiva, y que genera un proceso de investigación que no daña su diseño y que hace que el proyecto llegue a feliz término.

Hay demasiadas actitudes que no están bien, que simplemente están de más y que te dejan en ridículo no sólo con tus clientes actuales sino también con los potenciales. Mejorar nuestra actitud hace crecer nuestras aptitudes, y hablo en general, y esa mejora genera un verdadero cambio en el cómo te ven y el qué dicen de tu trabajo. Necesitamos purgar estos estigmas en los que caemos por idiotas, no es que debemos tener la seriedad de Norberto Chaves o la de Joan Costa, no señor. Ni se dice que dejen de vestirse como lo hacen.  Hay que bajarle a los juicios de valor, y subirle a la calidad de nuestro trabajo para que así, sea este último el que hable por nosotros.

¡Gracias por leerme! Nuevamente los espero en mis redes, agradecido por los que comparte este espacio conmigo y un mega abrazo a todos. No olviden suscribirse y darle like. ¡Nos vemos pronto! Ya saben @ermitanografico en todas las redes.

tumblr_mz1747WH4I1rk0ux3o1_500.gif

Anuncios

3 comentarios en “ACTITUD: DISEÑO

  1. Isabel dijo:

    Buen artículo y comparto casi todo lo que dices. Sin embargo, he visto a estudiantes de diseño gráfico e inclusive a diseñadores que no saben hablar, es decir, hablan de una manera tan coloquial (por decirlo bonito)que no reflejan ningún tipo de profesionalismo. Es decir, no podemos caer en los 2 extremos ni ser mamarrachos, ni ser ,charlatanes como tú dices. Por otra parte, me preocupa que muchos estudiantes y diseñadores no investigan, no buscan referencias, ni siquiera se toman la molestia de googlear (yo no digo que vivan en una biblioteca, pero investiga un poco). Creen que el diseño gráfico es manejar bien el illustrator o el photoshop y listo. Puedes ser un experto con la computadora, pero si no piensas, cualquier cosa que hagas será de baja calidad. Ni siquiera leen. El diseño gráfico necesita nutrirse de muchas cosas, por ejemplo la literatura, la música, el cine, la historia y un largo etcétera para que puedas transmitir el mensaje con claridad. Te escribe una doña de 39 años, abogada, con 2 niños chiquitos que ahorita se metió a estudiar diseño gráfico y es lo que he podido observar en mi primer semestre de diseño. Saludos, muy bueno tu blog 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. MONICA GTZ ROJAS dijo:

    Excelente artículo, muy bien expresado y debo decirte que tienes razón. Para que nos valoren a los diseñadores, debemos empezar por darnos valor nosotros mismos. Tratar con profesionalismo a nuestros clientes, pactar cada parte del proceso de diseño de manera clara y concisa.

    Demostrar que los diseñadores no solo somos personas que hacemos “dibujitos” enseñar a las personas que el diseño va más allá del dibujo, que es todo un proceso donde la comunicación es vital.

    Debemos cambiar mentalidades, y dejar de sentirnos víctimas. Felicidades por el artículo.

    Le gusta a 1 persona

    • Ricardo R.S dijo:

      Saludos, muy buen articulo toda la razón en cuanto a como estereotipan las carreras solo por un pequeño grupo de personas que con tal de llamar la atención se visten o sobre simulan su personalidad, bajo una concepción de que si diseñas, diseñate la vida que a la vez no es malo. sin embargo muchos abandonan la ética profesional, por lo tanto lo ideal es que demos el ejemplo. Saludos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s