Diseño, a secas.

El diseño tiene una cantidad inmensa de definiciones, unas verdaderamente elaboradas e inocuas mientras que otras simples y sin demasiado ornamento han de llegarte, moverte, enseñarte el qué y porqué vivimos del y por el diseño.
Yo quisiera tener una palabra para definirlo pero no sé si es por tanto amor o la demasiada pasión que poseo con éste, mi camino de vida, que no puedo etiquetarlo con un adjetivo que verdaderamente me podrá crear luego de haberlo dicho una psicosis debido a que ha surgido una que le venga más. Son gajes del oficio el amar de forma tan perenne y lleno de muros en los cuales muchos queremos por lo menos pintar una ventana. Los diseñadores vivimos como en una conciencia colectiva de lo que es diseño, cosa que yo creo es un concepto bastante personal y unilateral, podemos coincidir y hasta aplaudir como es definido por otros, casi ponernos de acuerdo pero la verdad inmediata es que al igual que la forma en que desarrollamos un proceso creativo, el diseño o lo que se defina por ello es meramente personal y va ligado a la perspectiva y forma en que cada quien vive el diseño y lo habla.
Es  fundamental basarnos en conceptos de diseño previos para establecer los nuestros, captando a personas que han puesto la cara y aportado. Me parece también que cómo decía Paul Rand “Todo es diseño ¡TODO!” debemos reconocernos entre nosotros y aceptarnos en las diferentes ramas que nos dividen que como reza la frase anterior todo ha tenido un proceso de diseño previo a su creación, que desde el empaque del café y la taza donde lo tomas, hasta la ropa que llevas puesta y el vehículo que te transporta. Recuerdo mucho una frase de Steve Jobs (Ya se empiezan a caer las pantaletas de los applelovers) “Diseño no es sólo cómo se ve o como se siente. Sino cómo funciona” Vamos al punto levante la mano todo el que esté de acuerdo, sino funciona y no se entiende marico eso es arte y aquí Only designers baby. Si vamos a la web encontramos como ya lo dije antes infinidad de conceptos y definiciones de gente que se ha quedado atrás y hasta en el peor de los casos no ha estado nunca dentro de este caldero de colores.
Yo, Enzo considero importante una definición que ha interferido en mi forma de ver el diseño y también me ha ayudado a crear mi propia definición de qué y porqué vivo y respiro diseño, esta frase cuyo autor es Santiago Borray reza de la siguiente manera “El diseño es como una madre, nadie se da cuenta cuando está alrededor, pero todo el mundo la echa de menos cuando no” y para seguir el camino de esta idea les comento que para mí el diseño es uno de los actos de comunicación más poderosos que existen, pero también lleva un poco de invisibilidad en su andar; es un momento de choque entre tu buen gusto y el del cliente, una mirada de cerca al cerebro de alguien que no posee explosiones de creatividad. El diseño es más que color y maquetas, que rotulados y revistas, que páginas web e ilustraciones, y sobretodo el diseño es más grande que tú y que yo, es un gran todo en el que los que estamos dentro somos sostenidos por los de afuera. Y para irme ahora sí a mi romanticismo puedo decir que el diseño es el aire puro que deseo respirar y la pasión que espero nunca se acabe.
Para este post quise hacer algo diferente y pedí a gente de mi entorno a la que admiro y han formado parte de esta esfera gráfica que me definieran para ellos qué es y cómo ven pero también la forma en que lo viven, y me refiero al diseño.
Una persona para mí lo definió de manera excelente y además de estar en la galería que verán en breve merece que comparta un poquito se esa definición aquí. Ella es brutal, ha formado parte de mi proceso educacional y vaya es que sabe demasiado, Jimine Barreno es su nombre y aquí su brutal definición:

Diseño… Una acción que logra quitar la respiración, como cuando está en caída libre, ese momento donde sabes que no hay vuelta atrás una vez que te lanzas al vacío. Esto es igual cuando terminas un diseño y lo entregas al cliente. Ese momento puede quitar por una milésima de segundo la respiración, en espera de una respuesta positiva del cliente. A pesar que sientas que esta culminado ese proyecto para continuar al siguiente, siempre esta esa acción en donde tratas de respirar y no puedes.

 

¿Qué si vale la pena los trasnocho por elección, el cansancio en tu vista, el dolor de espalda, el quizás limitar el tiempo de vida por un cliente que puede que no tome tu idea por otra que le funcione o le agrade más que la tuya?

 

Si, vale cada pixel, centímetro, pantone, tipografía seleccionada, por un momento de satisfacción… Total la felicidad está compuesta por momentos, no por un siempre… Evolucionamos según las necesidades de la sociedad… deberemos llegar al momento donde ya no usemos el papel como material, la lona para el pendón, la opalina para el cartel, el lienzo para la composición… Para darle paso a nuevos recursos, técnicas, materiales donde podamos plasmar nuestro ingenio creativo… Lo único que nos limita, son las normas impuesta en momento que iniciamos nuestros enriquecimiento educacional donde se rige por lo que necesitan que aprendas sin dar alternativas de solución… No es irónico exista no una sino varias formas de llegar a un resultado matemático pero que solo te dirijan un método, que el abogado se aprenda punto y coma la ley pero que diversas formas de llegar a una resolución satisfactoria para el afectado o el cliente.

No soy diseño… El diseño es una parte de mí pero es una totalidad…

Pero vivo por ese momento que me quita la respiración…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s